La importancia y responsabilidad de enseñar la palabra de Dios

20 de May del 2018

Categoria: Artículo

La importancia y responsabilidad de enseñar la palabra de Dios

El Rev. Álvaro Garavito, Oficial Internacional del M.M.M, comparó la época de la iglesia actual con los tiempos que vivió Israel cuando era sacerdote Elí (1S. 3.1) dado que en esos años  escaseaba como ahora la palabra de Dios. Para el reverendo Garavito, esto se debe a que hay mucho predicador falso que  sustituye las Sagradas Escrituras por sabiduría humana en los púlpitos que ocupan.

“Hay líderes que se  denominan “pastores”, pero carecen de un verdadero llamado al ministerio, por tal motivo acuden a iniciativas propias del mundo pagano para atraer a la gente por medio de una predicación pecaminosa atestada de religiosidad”, indicó el jueves 15  en la noche.

Ahora bien,  la palabra de Dios tiene una multitud de funciones,   fundamentalmente lo que busca es desafiar al que la escucha  a fin corregirlo. En el primer libro de Samuel, ya mencionado, queda en evidencia  que durante aquel tiempo hubo días terribles porque escaseaban hombres portavoces de la palabra de Dios. Al mismo tiempo tampoco  había visión espiritual por falta de la revelación de la misma Palabra.

 ¿Por qué es importante  la enseñanza? El pastor Álvaro, reconoció  que la misma Biblia da la respuesta a este interrogante ampliamente en  el (Sal. 119.) porque a pesar de que se vive en un tiempo muy similar al del profeta Samuel si la palabra de Dios está en el corazón se deduce que ella puede  sostener al cristiano  en el momento del ataque espiritual.

En otro de los apartes de la prédica fue claro en asegurar que mientras un  ministro del evangelio  esté bien respecto de la aplicación de la palabra Dios la Obra seguirá adelante porque es como una luz  para el pueblo (Pr. 6.23).

 No obstante, cuestionó  “cualquiera no es una persona cualificada  para estar en el altar”. Dando a entender que   hay pastores sin revelación en los púlpitos, no  aptos e idóneos por falta de revelación de la misma palabra de Dios. “Por eso el mundo va de mal en peor por falta verdaderos siervos de Dios que  enseñen correctamente la palabra del Señor”.

¿Por qué es importante enseñar la  Palabra?

 La respuesta, dice el Oficial Internacional, se encuentra en (Heb. 4. 12). Ya que los efectos que ella genera en el que la oye  es quebrantamiento del alma. Saca las tinieblas del corazón del que está endemoniado porque es un conocimiento extraordinario que no se lo puede atribuir  hombre alguno.

“Hay que oír la voz de Dios para transmitir esa voz, somos predicadores; pero no somos dueños de esa predicación”, agregó.

Estas indicaciones las impartió durante la Convención de Pastores y  Jóvenes que está terminando de celebrar la obra del Movimiento Misionero Mundial, en la ciudad de Medellín, en la Plaza de Toros La Macarena. Concluyó que si realmente Dios llama a un creyente al servicio ministerial este deberá sobresalir en la congregación en todos los aspectos.