CONDUZCA CON PRECAUCIÓN

26 de Nov del 2018

Categoria: Artículo

CONDUZCA CON PRECAUCIÓN

“La ciencia del prudente está en entender su camino; Mas la indiscreción de los necios es engaño.” Proverbios 14:8

Se cuenta la historia de un hombre rico que buscaba un conductor para su coche tirado de caballos. El hombre rico publico el anuncio y fijo un día para la prueba. Tres hombres solicitaron el trabajo. Como prueba de su habilidad, cada hombre por turno debía cruzar un cerro por un camino peligroso. El camino culebreaba entre precipicios y peñascos, requiriendo gran agilidad de parte de los conductores.

Llego el día que los hombres harían su prueba. El público se reunió con el hombre rico al pie del cerro, ansiosos de ver el espectáculo. El primer hombre descendió envuelto en una nube de polvo. Con gran agilidad agarraba las curvas como un experto conductor. Grande fue la admiración del pueblo al ver su capacidad.

Enseguida se adelantó el segundo hombre para la prueba. Con  aun más intrepidez se precipito por el camino, acercándose peligrosamente a la orilla de los peñascos. Las ruedas de su coche apenas agarraban el borde de los precipicios en las curvas cerradas. La gente observo boquiabierta y dijo: “El tercero jamás podrá competir con este. Si se acerca más a la orilla, sin duda se despeñará”.

Cuando termino el alboroto y desapareció la nube de polvo, entonces se vio descender al tercer conductor. Pero, ¿Qué le pasaba? La gente vio que conducía mucho más despacio. Es se mantuvo cuidadosamente al lado opuesto a los barrancos. Cuando concluyo la prueba, el hombre rico le dijo: “Quedo aprobado. El trabajo es suyo. Es con un hombre como usted que yo quiero viajar”.

Joven, en el camino de la vida no se puede tomar riesgos innecesarios. Tratar de andar cerca del pecado sin contaminarse es insensatez. Es imposible ganar la aprobación de Dios de esta manera. Manténganse cerca de Jesús y conduzca su vida con precaución.

Tomado de: Hijas del Rey

Compilado por Regina de Martin 

www.remanenteescogido.org